¿Qué piensas?

viernes, 28 de noviembre de 2014


¡Queremos leer tus opiniones y experiencias! Comenta acerca de tus inquietudes, reflexiones e ideas.  

La vida está formada por esos  pequeños momentos, que son las piezas con las cuales podemos construir los grandes sueños.
Cuéntanos de ti.

Oidos que curan y aman




   En muchas ocasiones hemos oído la expresión "palabras que sanan o curan" pero ¡cuántas veces sólo necesitamos ser escuchados! y no oír palabras.

   Vivimos en una sociedad que habla, que produce y genera información, que arroja cosas a los demás con una inmediatez asombrosa, lo vemos a diario en los medios de comunicación, en la calle y en los medios sociales como facebook, twitter, instagram, somos bombardeados de información constantemente.
   Pero... a pesar de recibir tantos estímulos ¿ no te parece que en esta sociedad estamos más solos que nunca?
 Con esto me refiero a una de las necesidades más grandes del ser humano, equiparadas practicamente con la alimentación, y es  ser escuchados... Todos necesitamos ser escuchados y escuchar a otros, cuando nos oyen sentimos respeto y aceptación, cuando oímos a otros mostramos amor, respeto y comprensión.
   Dios nos manda  amar a otros como a nosotros mismos, y hay una hermosa recompensa en dar, cuando dedicamos nuestro tiempo y prestamos atención, aprendemos, mejoramos y también damos el mayor regalo que alguien puede dar a otro y es ... tiempo  de calidad y atención.
 
   Te invito a hacer este ejercicio a diario, escucha atentamente a una persona, no le digas nada,  sólo regala tu atención y escucha, te aseguro que empezarás a cosechar hermosos regalos para tu vida y además sembrarás semillas que producirán frutos en la de otros.

"El aprender a oír nos abre la senda al camino de los sabios"

8 comentarios:

Jota nuñez dijo...

Escuchar es un arte del q muy pocos pueden preciarse. Hoy la gente escucha para responder y no para analizar. Saludos

Isabel Maduro dijo...

Así es, Gracias por comentar

David Lopez Moncada dijo...

Querida amiga hermoso post. Lo comparto en su totalidad. A veces un simple gesto, como una palmadita en la espalda puede dar aliento al prójimo. Un abrazo.

Isabel Maduro dijo...

Muchas gracias por comentar, son libres de aportar sus ideas y experiencias.

Julia C. dijo...

Es una estupenda reflexión, y está cargada de verdad. Con las prisas y el estrés de la vida moderna pocas veces nos paramos a escuchar a los demás, y eso nos aísla, nos hace desconectar de nuestros semejantes y sumirnos en el egocentrismo. Una pena!

Un abrazo Isabel.

Isabel Maduro dijo...

Muchas gracias por su comentario, es cierto hoy en día se vive más en el mundo digital que en el verdadero.

lunnaris dijo...

Hola!! Me gusta mucho tu blog y, por ello, he decidido nominarte para recibir un ¡¡¡ Liebster Awards !!! Muchas felicidades y cuando tengas un tiempillo pásate por mi blog para que puedas leer sobre los requisitos que hay que cumplir:
http://lunnaris81.blogspot.com.es/
=D

Isabel Maduro dijo...

Muchas gracias que amable :) claro pasaré por allí

Publicar un comentario